top of page

Siete consejos para viajar con bebé a Egipto

Por Glen Go.
Edición: Karla Torres
WhatsApp Image 2019-07-16 at 6.28.12 PM

Egipto es un país maravilloso para disfrutar en familia, gracias a su cultura y extensa arquitectura ancestral que hacen de la experiencia algo mágico e inolvidable para todos los que lo hemos visitado. También es una nación con muchos contrastes, por lo que viajar con bebé tiene su grado de complejidad y es por eso les dejo estas siete factores a tomar en cuenta que los ayudarán a viajar seguros y con la menor preocupación posible.

  1. Jet Lag.

El llamado jet lag ocurre cuando el reloj interno del cuerpo no está correctamente sincronizado con un nuevo huso horario, así que ya se imaginarán que son los pequeños viajeros los más propensos a padecerlo, tanto a la llegada del destino como de regreso a su vida habitual. En mi experiencia, a mi hijo de un año le costó tres días acostumbrarse al nuevo horario, lo que se tradujo a que él tuviera poco sueño en las noches y mucho sueño durante el día. Además, comía de repente y sin un apetito mayor, aunque con el paso de los días todo se fue normalizando sin ningún problema.

Por eso considero que es muy importante llevar suficiente leche de fórmula (si es que ya dejó de lactar), ya que por los cambios en su horario y clima, se puede deshidratar. De igual forma, es importante respetar su sueño ya sea de día o de noche, lo que ayudará a que se recupere fácilmente.

  2.  La pañalera, su mejor aliada.

WhatsApp Image 2019-06-19 at 1.00_edited

Nuestra llegada al Cairo no fue exactamente como lo planeamos debido a que la aerolínea perdió TODAS nuestras maletas, incluyendo la carriola de nuestro hijo, ¡así que no teníamos absolutamente nada! Bueno, casi nada, pues lo que me salvó fue lo que llevaba en mi pañalera que es lo sumamente básico: dos cambios de ropa, cuatro pañales, dos mamilas y fórmula para un día. Sí, me quería morir, pero sobrevivimos cinco días así.

 

Es muy raro que esto pase, pero si les pasa, no se preocupen ya que en el centro del Cairo encuentras de todo para que el nene esté cómodo; desde ropa básica, hasta carriolas, mamilas, pañales y algunas fórmulas comerciales con las que podrán sobrevivir mientras llegan las maletas.

 

Por eso es muy importante llevar lo indispensable en la pañalera por cualquier emergencia, sin importar cuánto sea, pues uno nunca sabe.

  3.  Factores ambientales.

El Cairo es una ciudad sumamente contaminada, por lo que llevar medicinas para dolor de cabeza, ardor en los ojos y congestión no deben faltar en la maleta. Otra cosa que no deben olvidar es un buen bloqueador solar, ya que no olvidemos que Egipto es desértico y en épocas de primavera y verano su temperatura puede superar los 40 grados.

  4.  Seguridad

Siendo un país islámico en Oriente Medio con algunos puntos religiosos, sé que les podría pasar por la cabeza si es una nación segura y más si estamos viajando con un pequeño, pero tomando en cuenta mi viaje, la verdad es que lo considero seguro y muy tranquilo.

Me impresionó cómo la gente, en su mayoría hombres, se desvivían por los bebés y los tomaban casi casi como una especie de dios. No se asusten si los paran en la calle y les rezan o tocan sus pies, lo hacen con todo el respeto del mundo y les desean buenas nuevas para su vida futura; se nota que los niños reciben las vibras de una forma impactante y uno siempre lo agradece.

  5.  Alimentación.

La comida en Egipto por su condición geográfica es muy variada, siendo rica en frutos y legumbres como las habas y el arroz; pasando por deliciosos platillos muy condimentados basados en carnes como pescado y cordero. Si tu bebé tiene más de un año y no está acostumbrado a alimentos así, una buena solución es pedirle al chef del restaurante que cocine lo más simple posible.

Otra buena opción es tomar en cuenta que en cualquier súper venden comida especial para niños de su edad, tanto local como importada.

WhatsApp Image 2019-07-16 at 6.28.12 PM

  6.  Zonas arqueológicas.

Los sitios arqueológicos en las proximidades del Cairo suelen tener cierta complejidad si llevas un carro para bebé, ya que el piso no es liso y usualmente son piedras de gran tamaño lo que complica que la carriola pueda pasar sin problema. Hay lugares donde habrá que cargarla para subir o bajar de un lado a otro, por lo que lo más recomendable es llevar un canguro o arnés.

 

Hay muchísimos vendedores que ofrecen agua, aunque nuestro guía nos sugirió que lo mejor era llevarla desde el hotel o comprarla a la entrada de las pirámides para evitar adquirir agua contaminada, lo que puede ser un gran riesgo ya que los servicios de salud no son los mejores.

 

En las pirámides de Giza hay muchos camellos y si llevas niños, los dueños te insisten mucho en tomarles fotos con ellos diciendo que es gratuito. Ojo, NO lo es. Yo les recomiendo que mejor pregunten antes de tomarla, de lo contrario hay algunos de ellos que exigirán el pago con malas maneras y gritos. Mejor ahórrense una mala experiencia y esto es con todo, pues los vendedores ambulantes suelen ser un dolor de cabeza.

WhatsApp Image 2019-07-16 at 6.28.12 PM.

  7.  Momentos.

Egipto es un país sumamente fotogénico donde se puede jugar con perspectivas en cada uno de sus rincones, ¡así que aprovechen y llenen su cámara o celular con todas las fotografías que puedan! Les puedo asegurar que en 20 años, sus hijos amarán ver recuerdos tan fascinantes, más aún por ser la evidencia de que alguna vez estuvieron ahí juntos disfrutando de esos momentos.

Sin duda viajar a este país ha sido de las mejores experiencias como familia, aunque creamos que tal vez los pequeñines no se acuerden de lo que vivieron, tengo la certeza de que siempre tendrán registrado alguno de los momentos en que un egipcio con tanto cariño los acogió y eso vivirá siempre en su memoria.

bottom of page